Movilidad, tecnología y diseño de ciudades inteligentes

Economía Urbana

A fines del año 2015 me invitaron a participar en el “Consejo de Infraestructura para la Movilidad Sustentable de la Región de Valparaíso”, el cual tiene como misión diseñar una política pública que sea capaz de interpretar a todos los actores de la ciudad y región en pos de una ciudad para todos y moderna, buscando una visión íntegra de lo que significa habitar circulando por la ciudad. Este consejo debe entregar su informe final con propuestas en diciembre de este año.

Pero, ¿Qué se entiende por movilidad sustentable? En la página web de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, se lee una definición que me gustó bastante: “Rediseño del espacio público para darle prioridad al transporte público, promoción de la movilidad sustentable, ordenamiento y seguridad vial y la introducción de tecnologías que permitan brindar información en tiempo real, para generar el cambio cultural necesario para lograr una Ciudad inclusiva, saludable y moderna.

Con lo anterior, me enfocaré en el uso de las tecnologías. Una ciudad inteligente puede hacer uso de tecnologías para mejorar la gestión de los gobiernos, mejoras en transporte, energía y sustentabilidad, edificios e infraestructura urbana, educación, seguridad, salud, comercio, turismo, capital humano y movilidad, por nombrar algunos temas.

El concepto Smart cities o ciudad inteligente no es lo mismo para todas las ciudades, ya que para algunas puede solucionar problemas de congestión vial, para otras puede ir en temas sociales, o energéticos. Cada ciudad adapta según sus necesidades tal concepto. Lo que está claro es que una ciudad inteligente debe ser eficiente para todos los actores que participan en la construcción de la ciudad es pos de favorecer el buen acceso a los servicios que ella ofrece.

Para que una ciudad inteligente sea tal, es necesario el uso de las tecnologías de la información (TIC), cuestión que por otra parte da cuenta de cuan atrasadas son las normativas y el derecho en adaptarse rápidamente, ya que en muchos casos puede que el uso de las TIC´s quede como prohibido a priori.

En el caso chileno, en donde el 45% de la población vive en la capital y un 90% lo hace en zonas urbanas, existen casi 2.5 celulares por persona y que un 90% vive en ciudades. Se requiere en las ciudades chilenas de gran infraestructura en el ámbito de las telecomunicaciones para soportar tal cantidad de conexiones. Hoy la ciudad está llena de cámaras de seguridad, sensores de todo tipo, medidores de temperatura, antenas de celular, vigilancia. Usar las TIC´s es clave para entregar un buen servicio a ciudadanos y contribuyentes.

De acuerdo al último reporte “Cities in motion” index 2016, del IESE Business School, Universidad de Navarra, la capital de Chile, Santiago, se ubica en el puesto de número 80, con atributos altos en planificación urbana, cohesión social y medio ambiente. Si bien son relevantes los esfuerzos que se realizan en Santiago, es preocupante que las cosas solo pasen en la capital y no se distribuyan esfuerzos en el resto de las ciudades de Chile en pos de hacer mejores ciudades.

Se han realizados diversos esfuerzos en materia de ciudades inteligentes. Es así como, de acuerdo con el documento de estrategia para una ciudad inteligente del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, se busca “insertar en los actuales instrumentos de planificación de transporte y futuros planes de inversión en infraestructura y gestión, la instalación y uso de tecnologías para el monitoreo y recolección de datos automática sobre niveles de servicio de la infraestructura”, lo cual se relaciona con lo que la comisión de movilidad sustentable para el Gran Valparaíso busca declarar al finalizar su trabajo.

Este año, el Hub Global y la Incubadora de Negocios Chrysalis de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, realizaron una convocatoria para emprendimientos dinámicos de alto impacto, con la finalidad de convertir a Valparaiso en una ciudad inteligente, utilizando racionalmente las nuevas tecnologías, resolviendo problemas de la ciudad, aportando a la calidad de vida de los habitantes y turistas.

Video: <iframe src=”https://player.vimeo.com/video/164381205″ width=”640″ height=”360″ frameborder=”0″ webkitallowfullscreen mozallowfullscreen allowfullscreen></iframe>

Me parece importante destacar algunos puntos sobre las ciudades inteligentes en relación a la movilidad sustentable. Las ciudades del siglo XXI deben ser capaces de encontrar un equilibrio entre los aspectos de competitividad económica, cohesión social, y sostenibilidad ambiental y cultural. Es por ello que resulta clave mencionar algunas características que deben tener éstas Smart cities:

  1. Las ciudades inteligentes deben ser diseñadas por la comunidad. Se debe promover la participación y la innovación en el diseño urbano. Los actores de la ciudad han sido capaces de organizarse para inventar y alcanzar un consenso sobre un proyecto de futuro. A través del uso de TIC´s se puede compartir información y recoger con facilidad las opiniones sobre diversos temas urbanos.
  2. Capacidad de crear ventajas competitivas. Las ciudades son únicas e irrepetibles. Cada una de ellas puede ser líder y tener cierta ventaja competitiva en actividades económicas, residenciales, laborales, culturales, sociales y de ocio. Un buen diseño urbano puede mejorar sustancialmente estas ventajas competitivas haciéndolas más atractivas. Los gobiernos locales deben contribuir de manera eficaz en la atracción de estas ventajas competitivas para el desarrollo económico. Crear un plan estratégico en este sentido contribuye a hacer ciudades más inteligentes.
  3. Compromiso con la innovación. Las empresas y universidades más exitosas en el mundo son las que mayor esfuerzo realizan en labores de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). En forma análoga, las ciudades u regiones deben fomentar la inversión en I+D+i para afrontar un futuro más inteligente y exitoso.
  4. Conexiones con redes de ciudades. Vivimos en un mundo cada vez más global, en donde las ideas de red y flujo prevalecen sobre las ideas estáticas. Las ciudades más relacionadas y mejor conectadas son las puertas de acceso a la economía al mundo global. Las ciudades inteligentes son capaces de tejer las conexiones necesarias con otras para participar activamente en las redes que aportan posición estratégica a la ciudad. Estas redes pueden ser por complementariedad, sintonía cultural, localización geográfica, tamaño, perfil humano o ciudades puertos. Como sea, es importante que las ciudades estén conectadas con otras para que el intercambio de ideas fluya.

gerardo2

Valparaíso, Chile

De acuerdo a las características antes mencionadas, las ventajas de una Smart cities puede estar en que se obtiene un crecimiento y desarrollo económico gracias a que se puede mejorar la productividad y calidad de vida de los habitantes, mejorando sus habilidades y capacidades; es posible que, existiendo liderazgo, la gestión del gobierno local sea eficiente, reduciendo gastos inútiles (como por ejemplo administrativos) para ponerlos en otros ámbitos; y por último, y lo más importante, la ciudadanía se ve beneficiada del uso de las TIC´s y del desarrollo de ciudades inteligentes porque resuelven sus problemas, facilitan el acceso a la ciudad y provocan que puedan destinar su tiempo en situaciones deseadas por ellos.

La movilidad sustentable, el uso eficiente de las tecnologías, la inversión y la búsqueda de las ventajas competitivas, son sin duda, grandes desafíos para las ciudades chilenas, en especial para Valparaíso, que tiene un gran desafío por delante, solo falta que la autoridad asuma su rol y que los privados crean en Valparaíso.

Columna publicada en diario español ABC.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Economía Urbana
Participación en reportaje: En estos 5 barrios de Santiago es muy difícil que le planten un edificio al lado

Participación en reportaje para diario Las Últimas Noticias.

Economía Urbana
Participación en reportaje: Los nuevos proyectos para la intervención de la ribera del Mapocho

El proyecto Mapocho Limpio, que contempla la inversión de al menos $1.600 millones, es el primer paso para la puesta en valor del borde sur, entre Carrascal y Petersen. Los expertos coinciden en que es clave la cooperación público-privada para replicar experiencia exitosas. A más de dos años desde su …

Economía Urbana
¿Cuánto costaría soterrar la red eléctrica?

Participación en el programa “Medio día en ADN”  de ADN Radio. Puedes escuchar el programa aquí: Link: Medio día en ADN – ADN Radio